15/1/13

Babel bajo la luna

Miguel Veyrat.
Babel bajo la luna.
Calima.
Palma de Mallorca, 2005.

Está a punto de aparecer la traducción al francés de Babel bajo la luna, de Miguel Veyrat, que publicó hace dos años Calima.

Trilogía de la Incertidumbre es el subtítulo de esta reunión de tres libros y diez años de escritura poética de la que dice en su introducción Françoise Morcillo:

Sobre las ruinas de la Torre de Babel, la razón poética de Miguel Veyrat desvela el fracaso de la humanidad engreída en los miedos y recelos de la pluralidad y se compromete a su voz lírica a orientar la nave que está al partir, rumbo al giro personalista de la palabra creadora, sin renunciar a interrumpir el Canto.

Poesía telúrica y visionaria, atravesada de temporalidad y marcada por la influencia de T.S. Eliot, del que alguna vez Miguel Veyrat ha invocado estas palabras sobre la conciencia histórica del poeta:

El sentido histórico conlleva una percepción no sólo de lo pasado del pasado sino de su presencia; asimismo, empuja a un hombre a escribir no meramente con su propia generación en la médula de los huesos, sino con el sentimiento de que toda la literatura desde Homero —y dentro de ella el total de la literatura de su propio país— tiene una existencia simultánea y compone un orden simultáneo. Este sentido histórico, sentido de lo atemporal y de lo temporal, así como de lo atemporal y lo temporal reunidos, es lo que hace tradicional a un escritor; es, también, lo que hace a un escritor más agudamente consciente de su lugar en el tiempo, de su propia contemporaneidad.

Cuando Miguel Veyrat cita esas palabras de Eliot para hacerlas suyas, está asumiendo una poética en la que confluyen el pasado y el presente, la tradición y la modernidad, como en este fragmento inicial de Las dos torres:


Confusión
Nadie entiende qué significa la muerte
Pero a todos nos iguala la ignorancia
Esperamos
Que nos hablen de ella
Y amenacen o bendigan con una vida futura
En algún sitio
No del todo claro
Pero santo
Como alguien decía
Una buena mañana
En una lengua nueva intraducible
Para todos los demás
Ein Reich Ein Volk Ein Führer
Todo en un sólo cuerpo
Un solo dios una lengua sola un mito nuevo
No mires nunca hacia atrás
La Luna Llena de Marzo nos aguarda en Babel
Puerta de Dios en Acadio y Confusión en Hebreo
O Jahvé terrible mezcla de taimado y horrendo.


León Felipe y Celan, Jacques Darras y César Vallejo son algunas de las voces más nítidas que resuenan en ese libro y, asumidas por el poeta, construyen – en palabras de Miguel Veyrat- un canon agónico interminable de sentido.

Santos Domínguez